Da clic aquí para ver más productos
No se encontraron más productos
Obtén envío gratis comprando $1,599.00 más.

5 Razones por las que Puedes Estar Subiendo de Peso en este Invierno sin Darte Cuenta

Publicado elhace 2 meses
Favorito0
5 Razones por las que Puedes Estar Subiendo de Peso en este Invierno sin Darte Cuenta

A pesar de que estamos cerca de las fiestas Navideñas, no son el único factor que puedan afectarnos si buscamos perder peso, ya que el clima de esta temporada puede jugar un papel decisivo al momento de adelgazar. Al llegar el frío, las actividades al aire libre se reducen y pasamos más tiempo tratando de abrigarnos dentro del hogar. Por eso es importante conocer las principales trampas de este clima, para poder evitarlas y perder peso a pesar del frío.

  1. Productos Horneados y Golosinas.
    Debido al frío, las verduras y frutas pueden parecernos opciones menos apetecibles, siendo las galletas, pan, etc. las que más elegimos en esta temporada.
    Esta deficiencia de los micronutrientes hallados en frutas y verduras produce un aumento del apetito debido a la necesidad del cuerpo de incorporar vitaminas y minerales. El cuerpo necesita absorber nutrientes de los alimentos, y un consumo variado de frutas y verduras asegura su incorporación en gran cantidad. También optar por los alimentos más frescos durante el invierno, como la calabaza, los cítricos y las verduras de hoja verde. Otra opción es congelar productos que no son de esta temporada, ya que, al consumirlos, contienen las mismas propiedades que los alimentos frescos.

  2. Estado Emocional.
    La reducción de la luz del sol, produce una caída de la serotonina, pudiendo provocar un trastorno afectivo estacional. Esto genera una mayor necesidad de consumir carbohidratos y dulces para aumentar el estado de ánimo. El descenso de las temperaturas provoca que prefiramos quedarnos en casa abrigados antes de salir a realizar alguna actividad física. La mejor manera de evitar esto, es buscar exponernos a la luz del sol, esto evitará efectos negativos en nuestro estado de ánimo, otra opción que mejorará nuestro estado emocional es tomar acción, decidirnos a realizar ejercicio y motivarnos cada día a cumplir con un régimen, ya que la actividad física reduce los síntomas depresivos, así que ya lo sabes, lo mejor es no solo planear y posponer las cosas, sino que debemos cumplir con nuestra rutina, esto también traerá consigo una mayor satisfacción ya que lograremos un objetivo incluso en condiciones más adversas.

  3. Deshidratación.
    Durante las demás épocas del año resulta más fácil beber constantemente agua, principalmente en verano, pero en el caso de invierno se ve disminuido nuestro consumo de agua. Aunque la deshidratación sea mínima, puede producir una sensación similar al hambre y ser confundida. Por eso muchas veces creemos que estamos hambrientos cuando lo único que el organismo necesita es agua. Lo recomendable cuando nos sintamos hambrientos será beber un poco de agua y esperar algunos minutos para corroborar si en verdad necesitamos ingerir algún alimento o solo necesitamos un poco de agua. Durante el invierno también es posible optar por algún tipo de caldo, comer frutas y verduras que contengan agua como la manzana y el apio, y beber infusiones como té caliente.

  4. Bebidas Calientes. Este punto va estrictamente ligado a nuestro consumo calórico diario, debido a que en esta temporada solemos consumir muchas bebidas calientes y con un alto contenido de azúcar y calorías, lo que hará que nuestra dieta se vea afectada negativamente. Debemos cuidar el tipo de bebidas que consumimos, así como el endulzante que utilicemos para evitar caer en un exceso de calorías. Además, resulta muy común el acompañar un chocolate caliente con un delicioso pan de dulce o galletas, lo que impacta aún más sobre nuestro régimen alimenticio.

  5. Menor Actividad física.
    Aunque continuemos con nuestros entrenamientos en el gimnasio, la realidad es que muchas de las actividades que realizamos fuera de éste se ven disminuidas, ya que pasamos menos tiempo al aire libre, algunas actividades como simplemente salir a caminar y que pueden tener un impacto positivo en nuestro gasto calórico se ven reducidas o simplemente ya no las realizamos.
    Es importante prestar suficiente atención al nivel de actividad durante el invierno para tratar de mantener un ritmo similar al de otras estaciones del año.

Como vemos, son varios puntos que tal vez no tomamos en cuenta y que no nos percatamos del gran impacto que tienen hasta que llegamos al punto de haber ganado un par de kilos, lo importante es mantenerse enfocado en nuestros objetivos, y tomar esto como un reto, como una oportunidad de mejorar aún más incluso en condiciones que no nos favorezcan tanto, evitar ser víctima de estas trampas y sigue con tu plan de entrenamiento y dieta como en cualquier otra temporada.

Dejar un comentario
Escribir una respuesta

Menú

Compartir

Código QR

Configuración

Da clic aquí para ver más productos
No se encontraron más productos

Crea una cuenta gratis para guardar tus productos favoritos.

Iniciar sesión

Crea una cuenta gratis para usar listas de deseos.

Iniciar sesión