Da clic aquí para ver más productos
No se encontraron más productos
Obtén envío gratis comprando $1,599.00 más.

Cardio HIIT ¿El Mejor Para Quemar Grasa?

Publicado elhace 1 Mes
Favorito0
Cardio HIIT ¿El Mejor Para Quemar Grasa?

Esta vez te hablaremos de un tipo de cardio que ha tomado gran popularidad y se ha convertido en el favorito de muchas personas que buscan algo diferente a lo convencional a la par de obtener grandes beneficios, nos referimos al cardio HIIT.

El HIIT o entrenamiento interválico de alta intensidad “High Intensity Interval Training” es una metodología de entrenamiento que se caracteriza por la realización de sesiones cortas a alta intensidad. La metodología se basa en la alternancia de periodos cortos e intensos con otros de recuperación o de intensidad media-baja. El trabajo HIIT no suele superar los 20 minutos de duración pese a que la sesión total puede ser bastante más larga debido al calentamiento previo y los ejercicios posteriores.

El entrenamiento HIIT está de moda y su excelente relación tiempo-rendimiento es uno de los principales puntos que lo ha llevado a ganarse miles de seguidores. Las rutinas HIIT se han ganado la fama de ser tremendamente duras y efectivas tanto para perder peso y quemar calorías como para mejorar nuestra condición física. Una rutina de entrenamiento que en una misma sesión trabaja a través de ritmos aeróbicos y anaeróbicos la potencia, la fuerza, la explosividad y el cardio.

Beneficios:

Poco tiempo, máximo rendimiento:
Si por algo destaca la metodología HIIT es por su gran relación tiempo-rendimiento. En menos de una hora de entrenamiento se pueden conseguir mejoras significativas en la condición física del deportista. Pocas rutinas de entrenamiento han demostrado ser tan efectivas en un intervalo tan pequeño de tiempo. Por este motivo el entrenamiento HIIT es una de las prioridades de aquellos que disponen de poco tiempo para entrenar.

Acelera el metabolismo:
Otro aspecto destacado del HIIT es la alteración metabólica que este provoca durante y después del ejercicio. Un tipo de sesión muy completa que aumenta el gasto calórico de nuestro organismo y que ayuda a quemar grasas. En una línea de actuación similar a lo que sucede con el entrenamiento de fuerza o de pesas, se calcula que el organismo puede llegar a aumentar hasta un 15% su consumo calórico durante las 48 horas posteriores al entrenamiento. Científicamente esto se atribuye en gran parte al efecto EPOC (consumo de oxígeno post-ejercicio.)

Aumento de masa muscular:
Para deportes de fondo como el ciclismo, el atletismo o el triatlón, el HIIT se llega a utilizar en pretemporada como una alternativa de entrenamiento más. Una opción de entrenamiento cruzado que permita al deportista trabajar otros grupos musculares que quedan en un segundo plano durante el periodo competitivo. Algunos preparadores físicos mantienen las sesiones HIIT también durante la temporada, pero adaptadas al deporte principal. Las sesiones HIIT con pesas y material de gimnasio conllevan en la mayoría de casos un aumento de la masa muscular.

Mejora nuestra salud:
No nos podíamos olvidar de los beneficios que tiene sobre nuestra salud. Al igual que el resto de deportes, el HIIT tiene una incidencia importante en nuestro organismo y en nuestra salud cardiovascular, incluso ayuda a regular nuestros niveles de insulina.

¿Lesiones, el Principal Riesgo?
El mayor punto negativo al momento de realizar hiit es el riesgo de lastimarnos, ya que realizar sesiones sin estar preparado puede acarrear lesiones, mareos, o desmayos. El cuerpo del deportista debe tener una adaptación física, muscular y cardiovascular oportuna para realizar este tipo de ejercicios tan exigentes. Pese a todo incluso a los deportistas más preparados se les recomienda calentar previamente y no abusar en exceso de estas actividades. Lesiones en ligamentos, tendones y otras articulaciones son bastante comunes en estos perfiles de deportista.

Todo depende de nuestras características y nuestro nivel de condición física, ya que hacer HIIT puede darte ese “extra” para lograr quemar grasa y mejorar la resistencia, pero también se requiere de cierta condición física o de lo contrario no podrás ejecutarlo de manera adecuada o terminarás demasiado cansado dejándote sin ganas de intentarlo de nuevo al día siguiente.

Al hacer HIIT no solo quemas calorías mientras haces ejercicio, sino que tu metabolismo se acelera durante unas cuantas horas debido a la intensidad, lo que permite que se sigan quemando grasas aún habiendo terminado. Con el cardio, en cambio, el metabolismo vuelve a su estado basal con mayor rapidez y aunque durante el ejercicio la cantidad de grasa quemada pueda ser mayor que haciendo HIIT, a largo plazo podría no ser la mejor opción.

Algo importante a considerar es que independientemente del tipo de cardio que hagamos, no lograremos quemar grasa si no llevamos una alimentación adecuada, requerimos constancia y disciplina tanto en los entrenamientos como en nuestra dieta. Si aún no estás seguro si este tipo de cardio es para ti, te recomendamos iniciar con cardio convencional para posteriormente probar el hiit, alternándolos, ya que al ser de mayor intensidad una parte fundamental será la recuperación y el realizarlo diariamente no sería algo que te recomendaríamos.

Dejar un comentario
Escribir una respuesta

Menú

Compartir

Código QR

Configuración

Da clic aquí para ver más productos
No se encontraron más productos

Crea una cuenta gratis para guardar tus productos favoritos.

Iniciar sesión

Crea una cuenta gratis para usar listas de deseos.

Iniciar sesión