¿ES MEJOR LA INGESTA DE PROTEÍNAS ANTES O DEPUÉS DE ENTRENAR?

ingesta
Compartir en...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on RedditShare on TumblrPrint this pageEmail this to someone

Como sabemos, es muy importante la ingesta de proteínas, ya que se encuentran en cada célula del cuerpo.

 

Nuestro organismo necesita proteínas de los alimentos que ingerimos para fortalecer y mantener los huesos, los músculos y la piel. Obtenemos proteínas de la carne, los productos lácteos, las nueces y algunos granos o guisantes.

 

Las proteínas de la carne y otros productos animales son proteínas completas, es decir, suministran todos los aminoácidos que el cuerpo no puede producir por sí mismo. La mayoría de las proteínas de las plantas son incompletas. Usted debe combinar distintos tipos de proteínas de plantas cada día para obtener todos los aminoácidos que el cuerpo requiere.

 

Es importante obtener suficientes proteínas en la dieta. Usted debe comer proteínas todos los días, porque el cuerpo no las almacena del mismo modo que acumula grasas o carbohidratos. La cantidad que necesita depende de su edad, sexo, estado de salud y nivel de actividad física.

 

Entre los alimentos proteicos que puedes incluir en una dieta de proteínas saludable se encuentran los productos lácteos (leche, queso, yogures), las legumbres (altramuces, garbanzos, frijoles) y los cereales. Por otro lado, saber qué pescado tiene más proteínas es primordial según esta lista de alimentos con proteínas.

 

¿Y entonces cuando es mejor la ingesta de las proteínas?

 

Los aminoácidos que funcionan como proteína sirven como bloques de construcción para crear proteínas musculares y como señalizadores químicos; de esta manera se activa la síntesis proteica post-entrenamiento.

 

En las personas mayores, consumir proteínas antes del entrenamiento puede interferir con la absorción de las proteínas del tracto gastrointestinal.

 

Un estudio llevado a cabo en Holanda, realizado a hombres jóvenes y mayores, concluyó que al consumir proteínas post-entrenamiento se estimuló la síntesis protéica; la edad no tuvo influencia con los resultados.

 

Consumir proteínas después de haber entrenado, ya sea como comida o suplemento, activa la síntesis protéica y maximiza el beneficio del programa de entrenamiento.