¿En realidad funcionan las fajas reductoras?

Backless-under-font-b-dress-b-font-garment-font-b-shapewear-b-font-font-b-slip
Compartir en...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on RedditShare on TumblrPrint this pageEmail this to someone

Siempre hemos visto las fajas en los comerciales desde hace muchos años.

Cuando venden algún producto como una  faja, te venden la idea de que obtendrás una figura perfecta y sin esfuerzo alguno, suena increíble ¿no?
Podemos decir que las fajas son un atajo grandioso a la hora de disimular la panza, ya que estas aprietan tanto que la llantitas que están de mas no se notan.
Sin embargo ¿Esto te beneficia o te perjudica si decides usarla todos los días?
Lo positivo de usar fajas
Realmente todas las fajas que comprimen tu abdomen y los dejan esbelto pareciera que hiciesen magia, ya que una vez que te la colocas reduces considerables centímetros de cintura haciendo que tu silueta sea mas curvilínea, ese grandioso beneficio es el que mas buscan las mujeres con esta prenda, pues en solo segundos mejoran enormemente su figura y lo mejor de todo: nadie nota que la llevas puesta.
Las fajas son excelentes para cuando debes asistir a alguna fiesta o evento especial y quieres que ese vestido que tanto te encanta te quede a la perfección. Lo mejor de todo es que no únicamente te quedaran mejor los vestidos en tu sensacional figura sino que también otras prendas como top o camisas tambien pueden ser beneficiadas.
Asimismo el usar estas fajas tienen otros beneficios como: aliviar significativamente los dolores de espalda y mejorar tu postura corporal.
Pero entonces.. ¿que hay de malo de usar faja siempre?
Las fajas son la excepción si creemos que siempre es bueno usarlas, si bien es muy cierto que usarlas te hace ver mas delgada en cuestión de segundos, la dura y triste realidad es que no lo estas.
La grasa abdominal únicamente se reduce con dieta y ejercicio y una prenda no puede hacer nada para solucionar esto, que es un problema de largo plazo.
Si únicamente deseas usarla para que una ropa en especifica te quede mucho mejor para un evento especial, no hay problema, pero hay algo que deberías tener muy en cuenta y es muy importante: No debes usarla todos los días.
Si bien es muy cierto que algunas fajas prometen que reducirás algunas tallas, valiendo la transpiración de su neproeno, la realidad es que lo que vas a hacer es transpirar, lo cual únicamente significa deshidratacion, recuperando todo ese liquido al consumir agua nuevamente, y nunca te harán quemar calorías como podrías hacerlo con un buen plan de ejercicios y dieta.
Por otra parte usar estas fajas todos los días podrían ser contraproducentes, ya que tus músculos dejaran de mantener su esfuerzo de mantenerte firme ya que la faja estaría haciendo todo el trabajo, es por esto que cuando dejes de usarla te veras mucho mas flácida que antes.
A manera de conclusión:
Sí puedes usar la faja para ocasiones especiales y lucir una genial figura, pero si lo que en realidad quieres es bajar de peso dedícate a realizar un buen plan de ejercicios y asesórate con un nutricionista que de preferencia tenga experiencia, para que pueda darte un buen plan de alimentación y lo complementes con un buen plan de ejercicios.