¿EN LA VEJEZ ES RECOMENDABLE ENTRENAR?

vejez
Compartir en...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on RedditShare on TumblrPrint this pageEmail this to someone

La vejez es complicada si no hacemos un mínimo de ejercicio

 

Empezaremos primero y antes de entrar de lleno en el análisis de la palabra vejez es determinar su origen etimológico. Investigando descubrimos que aquel se encuentra en el latín y más concretamente en el vocablo vetus, que puede traducirse como “viejo”

 

Por lo general, encontramos que la vejez hace referencia a la senectud o edad senil. Aunque no existe una edad exacta a la que se pueda considerar como el comienzo de la vejez, suele decirse que una persona es vieja cuando supera los setenta años de vida.

 

Desafortunadamente, los adultos mayores, al no trabajar, necesitan del apoyo del Estado para gozar de una buena calidad de vida. En las naciones subdesarrolladas, dicho apoyo es precario y por eso la vejez suele ser sinónimo de problemas y desolación. Sin olvidar que con la vejez aparecen enfermedades y trastornos físicos como la artrosis, la osteoporosis y el mal de Alzheimer, que son más profundos si en nuestra juventud no tuvimos una base de actividad física.

 

Nuestros adultos mayores, evidentemente se encuentran ante una realidad que no les gusta, que les oprime y que les afecta psicológicamente. Y es que, al llegar a la vejez, deben hacer frente a que van a perder inevitablemente el papel que desempeñaban en la sociedad pues dejan de trabajar, a que no tienen las mismas cualidades físicas y mentales que tenían cuando eran jóvenes y a que se pueden encontrar un poco perdidos a la hora de afrontar ese presente.

 

Es por ello y se hace necesario que sigan esta serie de consejos sencillos pero muy útiles para afrontar esa nueva etapa vital. Entre los más importantes se encuentran los siguientes:

 

El hecho de aceptar los cambios de todo tipo que se experimentan, encontrar actividades en las que poder relacionarse con otras personas y sentirse útil, disfrutar de todas esas experiencias que siempre se han querido hacer, pero nunca se habían realizado…

 

¿Es recomendable entonces entrenar en la vejez?

 

Tomemos como referencia que las mitocondrias son el centro neurálgico de las células y son responsables por la conversión de energía de los alimentos en formas de energía que puede ser usada por el cuerpo. Sin lugar a duda, el buen funcionamiento de las mitocondrias es esencial para la salud y la longevidad.

 

Pero, sin embargo, un descenso en la función mitocondrial en el cerebro puede causar deterioro en la función mental con la edad. En atletas, previenen la fatiga y otras enfermedades propias de la vejez.

 

Recientemente, descubrieron en la Universidad de Carolina del Sur, en un estudio encontraron que los ejercicios de escaladora aumentaban el desarrollo de las mitocondrias en el cerebro y prevenía diversas enfermedades como consecuencia de ello.

 

Evidentemente, el ejercicio juega un papel importante en maximizar la salud y el desempeño del sistema nervioso y puede prevenir la demencia causada por el envejecimiento natural, que es propio de la vida.