¿EL FISICOCULTURISMO ES DIFERENTE A TODOS LOS DEMÁS DEPORTES?

fisicoculturismo
Compartir en...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on RedditShare on TumblrPrint this pageEmail this to someone

El fisicoculturismo es muy diferente a todos los demás deportes.

 

Por Kevin Levrone campeón del fisicoculturismo

 

Otras estrellas del deporte son recordadas por su actuación en el campo, en la cancha o por como pelearon en el ring. En otras palabras, fue su desempeño lo que el público vio y lo que recuerda o mira en los programas de resúmenes de ESPN.

 

Los fisicoculturistas profesionales basaban su carrera en su físico. El cerebro ya es extremadamente visual y tiende a imprimir imágenes especificas que quedan grabadas para siempre. Nosotros, los fans, nos acostumbramos bastante a como lucia nuestro culturista favorito, ya sea en una competencia en vivo durante el momento de esplendor o en fotos y videos. Asociamos la cara de ese hombre a ese cuerpo. Por eso, si el público ve que esas dos cosas ya no coinciden como antes, se disgustan y son bastante directos al respecto.

 

¡Algo no encaja, hay algo mal! El estado físico de mi culturista favorito ya no es lo que era cuando yo lo seguía y me inspiraba. Los fans tienen esta idea de que esa persona siempre tendrá́ ese cuerpo y de que seguirán siendo una motivación. En realidad, no podemos culparlos.

 

Aunque no menos cierto, es que, al mismo tiempo, sí es bastante utópico esperar que un campeón de fisicoculturismo se vea igual a medida que su cuerpo envejece. Todos lo hacemos a un ritmo diferente ya que la genética constituye un componente importante; además del cuidado del cuerpo junto con la prioridad que le damos al aspecto físico.

 

Todos hemos visto a personas de 40 años que parecen de 60 y otros de 60 que juramos que parecen de 40. Las cosas cambian con la edad, no solo el cuerpo sino también las prioridades en la vida. Consume mucho tiempo y energía entrenar y alimentarse para competir en los niveles más altos del fisicoculturismo. Al retirarse, muchos dedican ese tiempo al igual que esa energía a cosas como la familia y emprendimientos comerciales.

 

Si lo pensamos, no tiene sentido concentrar todo el esfuerzo en lucir como un competidor de Mr. Olympia, si ya nos jubilamos hace tiempo. Pero, nuevamente, no culpo a los fans por querer que su fisicoculturista favorito pueda quedarse así́ para siempre. Una vez en un millón, podría llegar a ser posible, o casi posible, volver y lucir así́ otra vez. Pero para muchos hombres, no es posible y sería inútil tratar, porque ya están otra cosa enfocados.